Tratamiento de heridas
¿Qué es una herida crónica?

Una herida de curación secundaria, que no muestra tendencia de sanar dentro de 4 a 6 semanas, se clasifica como herida crónica.

Causas de la no cicatrización de una herida (heridas crónicas):

  • Mala circulación de la sangre hacia la herida
  • Mal funcionamiento del sistema inmunológico (defensas bajas)
  • Mala nutrición
  • Falta de higiene
  • Ulcera por presión
  • Enfermedades renales graves (anemia)
  • Edad
  • Algunos medicamentos

Fases de una herida

En todo proceso de curación de heridas se distinguen tres fases, caracterizándose cada una de ellas por actividades celulares muy específicas que impulsan paso a paso el proceso de reparación.

En determinados procesos, estas tres fases se solapan en el tiempo.

  • Fase exudativa o de la limpieza de la herida

    Inmediatamente después de la lesión se produce una secreción de los vasos sanguíneos y linfáticos. Al cabo de 10 minutos da comienzo la exudación, que combate la infección y limpia la herida.

    Los cuerpos extraños y los gérmenes son eliminados y destruidos por fagocitosis. Esta fase dura aproximadamente 3 días.


  • Fase proliferativa o de granulación

    Transcurrido aproximadamente el 4º día desde que se produjo la herida, el organismo comienza a rellenar la lesión con tejido nuevo. En la superficie del tejido nuevo se forma una capa de secreción fibrinosa en la que crecen los procesos vasculares.


  • Fase de cicatrización o epitelización

    Aproximadamente entre el 6º y 10º día comienza la maduración de las fibras colágenas. Con la epitelización finaliza el proceso de curación de la herida.

    Este proceso comprende la neoformación de células epidérmicas.



¿Qué es un apósito?

Un apósito tradicional es un producto sanitario empleado para cubrir, absorber secreciones y proteger una herida.

La finalidad del apósito es la reepitelización del tejido dañado y en consecuencia la cicatrización de la herida. Para conseguir esto hemos de tener en cuenta los factores que promueven la cicatricación de las heridas:


  • Un medio húmedo que favorezca la migración celular.
  • Un pH ácido que dificulte la colonización bacteriana.
  • Tensión superficial en oxígeno baja, que favorezca la revascularización.
  • Un medio semioclusivo que favorezca la síntesis de colágeno y disminuya la inflamación

Así mismo cada herida debe tratarse específicamente utilizando un apósito adecuado que es el que presenta características idóneas al fin y proceso terapéutico perseguido.

HARTMANN ha desarrollado una línea de apósitos modernos interactivos que colaboran a la curación de heridas crónicas creando asi un nuevo concepto en el tratamiento de las heridas.

Los apósitos modernos, son productos médicos que pueden mantener un ambiente húmedo a la vez que absorben las secreciones superfluas evitando la acumulación de gérmenes y residuos sin que el tejido sufra de maceración, posibilitando así, el crecimiento rápido de nuevas células.


Exigencias que debe cumplir un apósito

Las exigencias que se deben tener hacia un apósito van a depender de la fase de curación en la que se encuentre la herida pero además se deben de tener en cuenta las siguientes exigencias.

  • Capacidad de absorción
  • Permeabilidad al gas y vapor
  • Inclinación mínima a pegarse con el nuevo tejido
  • Protección contra cuerpos extraños y presión
  • Irritación mínima
  • Posibilidad de esterilizar
  • Contacto con la herida y posibilidad de tamponar
  • Posibilidad de combinar con medicamentos


Productos: